La Clave para transformar tus creencias

Tu inconsciente tiene un enorme poder para moldear tu destino, desde allí atraes el 90% de las experiencias que llegan a tu vida. 

 

Si tu mente consciente tiene solo un 10% del poder, es el momento de ponerse a trabajar para descubrir, reconocer y abrazar tu inconsciente, a través de una sincera comprensión y transformación de aquello que ya no queremos ni necesitamos. 

¿Qué creencias mantienes acerca de ti mismo/a y piensas que realmente son tu verdad?

En la infancia, específicamente antes de la edad de 10 años, experimentaste diversos eventos que te marcaron emocionalmente. Esos eventos ocurrieron antes de que tu mente fuese capaz de digerir o entender los mismos de una manera racional y madura, por lo tanto en tu mente de niño/a, fueron procesados como un hecho doloroso, vergonzoso, frustrante o quizás atemorizante. Los asumiste como algo personal en contra de ti, haciendo que este suceso, a partir de ese momento, moldeara lo que pensabas y piensas de ti, de otros y del mundo. 

Por ejemplo, te eligieron de último para el equipo de deporte de tu escuela y tú decidiste pensar: hay algo malo en mí. Quizás te toco pasar a leer al frente de tu clase, cometiste un error y tus compañeros se rieron, inmediatamente asumiste: soy un estúpido/a. Puede ser también que tus padres estaban muy afanados y distraídos con su vida muy ocupada, lo que hizo que no obtuvieses la atención que merecías, así que pensaste: no soy digno de ser amado.

Aprende a transformar tus creencias limitantes  

La clave para transformar tus creencias es entender que no son buenas ni malas, solo te resultan útiles o no en ciertos momentos de tu vida. No las juzgues o te sientes mal por tenerlas, ellas son parte de nuestra naturaleza humana. Aunque pueden limitarte y causarte dolor, también encierran una sabiduría que puede conducirte al máximo desarrollo de tu potencial y de tu propósito de vida. 

Las creencias a menudo hacen que las personas compensen de alguna manera las limitaciones que sienten en su interior. Probablemente ellas te han conducido a que logres cosas para probar que eres amoroso, valioso o capaz, y es muy probable que alguna de las cosas que has hecho o has logrado, siendo guiado/a por tus creencias, sea algo que te gusta o que aprecias mucho de ti mismo/a.

Por ejemplo, si una de tus creencias es que “no soy lo suficientemente bueno” quizás te hayas convertido en una persona que busca constantemente el mérito y por tanto esto te ha llevado a aprender un montón de cosas maravillosas. Esos son los regalos que se ocultan detrás de tus creencias limitantes.

¿Qué vas a hacer para encarar esas profundas creencias incrustadas? 

La fuerza para descubrir y remplazar esas creencias se encuentra dentro de ti. La clave está en identificar cuáles son tus creencias esenciales, tanto las que te limitan como las que te potencian. Luego una vez identificadas, trazarte una estrategia para liberarte de aquellas que te están limitando y substituirlas por creencias potenciadoras, creencias que te empoderen y te permitan ir más allá de tu zona de seguridad. Esto requerirá compromiso de tu parte, pues tu ego evitará a toda costa que salgas de tu zona de seguridad para ir en busca de lo que quieres.

Quizás también te interese: Cómo nos afectan las actitudes y creencias contraproducentes

Redacción Instituto Draco

Fuente: Parte del curso Coaching

www.institutodraco.com

www.facebook.com/InstitutoDraco

www.instagram.com/institutodraco_oficial​

Transforma tus Creencias y sé más fuerte  

 



Comentarios

    Sin comentarios por el momento

Deja tu comentario