8 Beneficios de dormir del lado izquierdo de tu cuerpo

El sueño reparador es mágico, nos hace sentirnos repletos de energía, aumenta el buen humor y nos llena de la mejor actitud. ¿Sabías que hay un truco muy fácil para descansar mejor? No es ni comprar un colchón más caro ni cambiar la pintura de la habitación es tan sencillo como dormir hacia el lado izquierdo. 

 

Dormir hacia el lado izquierdo afecta a la función de tus órganos. Ayurveda, la maravillosa ciencia védica sugiere que dormir hacia el lado izquierdo mejora nuestra salud, ya que equilibra el cuerpo para que pueda curarse a sí mismo. 

¿A qué ayuda dormir en el lado izquierdo?
 

Mejora el drenaje linfático

 

El sistema linfático ayuda a los tejidos y órganos de tu cuerpo a eliminar toxinas y desechos. Su función principal es mover la linfa, que contiene glóbulos blancos que combaten infecciones por todo el cuerpo. Los problemas de salud ocurren cuando el líquido linfático no se drena adecuadamente, lo que resulta en una acumulación de toxinas. 

Puedes mejorar tu eliminación de toxinas y sentirte mejor acostándote sobre tu lado izquierdo, ya que la gravedad ayudará a drenar el líquido e irse hacia el lado izquierdo del corazón.

 

Ayuda al bombeo del corazón

 

Tu corazón está en tu lado izquierdo. Cuando duermes hacía el lado izquierdo, la sangre de la arteria más prominente del corazón, la aorta, fluye hacia el abdomen. Acostarse sobre tu lado izquierdo permite que la gravedad ayude a tu corazón a trabajar de manera más eficiente.

 

Permite eliminar completamente los desechos

 

El intestino grueso arroja desechos al colón, situado en el lado izquierdo. Dormir hacia el lado izquierdo ayuda a los intestinos a realizar más eficientemente su trabajo.

 

El bazo lo agradecerá

 

El bazo funciona como un filtro para la sangre en el sistema inmunológico. Los viejos glóbulos rojos se reutilizan en el bazo. Las plaquetas y los glóbulos blancos también se almacenan en el bazo. El bazo combate las infecciones bacterianas en el cuerpo, como la neumonía y la meningitis. Dormir en el lado izquierdo ayuda al bazo a limpiar tu cuerpo.

 

Cero acumulación de toxinas

 

Las toxinas son malísimas para nuestro cuerpo, nos hacen sentir cansados y notar que nos cuesta estar al mismo nivel que siempre. Por eso es importante hacerse una depuración de toxinas de vez en cuando para sentirse mejor, aunque durmiendo hacia el lado izquierdo puedes ayudar a tu cuerpo. 

El hígado y vesícula biliar están en el lado derecho de del cuerpo. Dormir sobre el lado izquierdo promueve la secreción de bilis para que fluya hacia el estómago y el páncreas en el lado izquierdo. Si dormimos hacia el lado izquierdo ayudamos a estos órganos a realizar su función y así acumular menos toxinas en el cuerpo. 

 

Mejora tu digestión 

 

Tomar una ligera siesta después de comer es perfecto para reponer energías y descansar pero a veces nos levantamos peor, más cansados o con acidez. Dormir hacia el lado izquierdo alivia el reflujo ácido y la acidez estomacal. Olvídate de esos dolores de estómago, durmiendo hacia el lado izquierdo mejorarás la digestión y estarás preparado para un día maravilloso.

 

Es el lado perfecto para las embarazadas

 

Investigadores del Hospital General de los Veteranos de Taipéi descubrieron que dormir hacia el lado izquierdo era más beneficioso para las mujeres embarazadas porque la posición ayudaba a su actividad cardíaca. Esta postura ayudó a reducir la presión arterial y a preparar el cuerpo para la llegada del bebé.
 

Adiós ronquidos

 

Dormir sobre el lado izquierdo evita los ronquidos y la apnea del sueño. Acostarse de lado es mejor que dormir boca arriba porque te permite respirar mejor.


Descansar bien es necesario para nuestra mente y para sentirnos mejor. Oscurecer la habitación, relajarse y dar gracias al Universo por un día más nos hará sentir geniales y listos para dormir. ¡Descansa y sé feliz!

 

Redacción Instituto Draco

www.institutodraco.com

www.facebook.com/InstitutoDraco

 

 Vive la BioEmoción

 



Comentarios

    Sin comentarios por el momento

Deja tu comentario